top of page

“Espiritualidad Experiencial en la Vida Postmoderna: La Interacción”El Fenómeno Focusing y Empatía

Actualizado: 4 ene


VIII Seminario Horizontes en Psicología Humanista Existencial 2023



El equipo Humanista – Existencial de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Chile a través de la directora del Magister  Michelle Dufet PhD, realizó, el viernes 3 de noviembre, el VIII Seminario Horizontes en Psicología Humanista Existencial 2023 Conectando Y Perteneciendo: ¿CÓMO CONSTRUIR SENTIDO EN LA POSMODERNIDAD?

 

Edgardo Riveros, nuestro fundador, tuvo la oportunidad de realizar un verdadero recorrido por la psicología humanista, en el que pudo explicar, mostrar y, por sobre todo, interactuar con los asistentes para hablar y aclarar puntos fundamentales del Fenómeno Focusing.

 

La instancia fue bastante esperada, ya que no se realizaba desde el 2018. Aunque estaba programado para noviembre de 2019, este no pudo llevarse a cabo por el Estallido Social y posterior pandemia. Por lo que, retomar este año fue un desafío, debido a que, en tan solo 3 años, la sociedad y las personas han dado un giro relevante en todos los ámbitos, especialmente en la psicología. Así, nuestro país y el mundo ha enfrentado profundos cambios sociales que afectan directamente a los procesos de convivencia, sociabilización, identidad y sentido de pertenencia ¿Qué hemos aprendido con los cambios y la pandemia? ¿Cómo dar sentido a una sociedad aislada y hedonista? Estos fueron algunos de los planteamientos en la introducción al Seminario.

 

Hasta ahora hemos sido bastante formales y estructurados para contarles este evento, pero ahora queremos ir nuevamente con nuestro estilo, porque queremos contarles, con mucho orgullo, que nuestro fundador, Edgardo Riveros, realizó la primera de tres presentaciones, “Espiritualidad Experiencial en la Vida Postmoderna: La Interacción”, la que fue de forma muy dinámica y tuvo un sentido cierre en el taller que se llevó a cabo después del receso de almuerzo. Así es que, con todo este entusiasmo, pasaremos a contarles sobre esta experiencia y no desperdiciar ni una letra más.

 

Nos gustaría contarles lo que fue esa exposición, en la que Edgardo hizo un recorrido por la psicología, aclarando y develando, de forma muy cercana, las etapas que hemos vivido como humanidad y cómo Evolucionó la psicología en la década de los 60. Planteó cómo surgió y en qué consiste esta una nueva mirada que humaniza, refiriéndose especialmente al mundo actual que está fragmentado, aislado desde sí mismo y entre las personas. Haciendo énfasis en el gran desafío que implica, y nos invita a mirar el tema desde un nuevo lugar, con un mundo  de posibilidades vigentes y centrado en las personas.

 

Desde una simple foto del desierto de México, se remontó al Nihilismo descubierto por Nietzsche en el siglo 19 , donde el ser humano ha quedado en pausa con sus sentimientos, emociones, vivencias, intuición y la psicología quedó reducida a la ciencia. Luego continuó con Heidegger, quien decía que cuando el ser humano está en peligro no se da cuenta. Aquí hizo un alto para referirse al peligro de la tecnología, pero no a esta como tal, sino al modo en que la usamos.

 

 Para continuar, mostró una foto de dos jóvenes mirándose, del escultor danés Johannes Hansen, desde la que abrió el mundo de la Psicología Humanista, puesto que desde esa imagen, logró mostrar que no eran solo dos jóvenes frente a frente, sino que ahí estaba pasando algo, una situación humana, a la que antes no podían ponerle nombre, hoy la conocemos como Psicología Humanista. Además, esa situación humana, tiene un mundo implícito, el que fue sacado a la luz por quien ya sabemos, Eugene Gendlin, pero para que eso pasara, varias mentes brillantes hicieron un trabajo a priori.

 

 Edgardo enfatizó que “lo espiritual es lo implícito, lo humano” e invitó a observar a los jóvenes, entendiendo que se estaban comunicando y que, en esa comunicación, se veía mucho más que emociones, sino que también sentimientos. Ella está con una postura de escucha y ahí aparece la necesidad del otro y, él dejándose sentir en esa presencia de ella, dejando en manifiesto la interacción entre ambos y, por lo tanto, la dinámica de la otredad. (Martin Buber y Karl Jasper)

 

 Continúa con grandes personajes de la psicología y filosofía, como Martin Buber, Viktor Frankl, Abraham Maslow, Fritz Perls, entre otros, hasta llegar a Rogers, quien usaba la empatía en sus sesiones clínicas, porque hasta entonces solo se hacía análisis; Rogers descubre que la empatía produce cambio, pero necesita a un filósofo para continuar con su trabajo y se encuentra con Eugene en la Universidad de Chicago. Así, Gendlin continúa desarrollando su trabajo, refiriéndose no solo a la escucha empática, sino que, a el mundo de lo implícito, creando La Filosofía de lo Implícito.

 

 ¿Se acuerdan que les mencionamos que el taller fue maravilloso? Bueno, aquí podríamos continuar con la descripción de la charla de nuestro fundador, pero vamos hacer algo distinto y para eso tenemos que pedir permiso para hablar en primera persona, desde el yo. Así es, ahora les contaré mí experiencia. Primero les explicaré por qué consideré que era importante.

 

 Como periodista y parte del equipo de comunicaciones del Instituto Focusing Chile, fui a cubrir el Seminario, el que me pareció muy interesante y diverso, pero cuando llegamos al taller, mi rol de periodista se vio entorpecido. Antes de eso, voy por el principio, era un grupo de 12 personas, más Edgardo, los que se sentaron en círculo y comenzaron con el “despeje de espacio”, en el que iban dejando todas sus preocupaciones en un canasto imaginario. Aquí está la razón de por qué debo contarlo en primera persona, porque mientras hacían el despeje de espacio, yo estaba sentada fuera del círculo tomando nota de la postura de cada uno de ellos y de los detalles, pero de pronto, comencé a sacar mis preocupaciones y a dejarlas a un lado de forma espontánea, casi sin darme cuenta. Mi cuerpo sintió que tenía que hacerlo y así fue. Luego les pidió que pensaran en un ser querido y, aunque yo trataba de continuar con mis apuntes, no pude evitar pensar y poner una imagen en mi mente de un ser querido. Edgardo siguió con el fenómeno y lo maravilloso fue que, a pesar de que yo no estaba en el círculo y no estaba ahí para ser parte del taller, sin que nadie se diera cuenta, tuve una experiencia muy linda y, aprovecho esta instancia, para agradecerle a Edgardo por lo que viví.

 

 Debo decirles que, cuando mi concentración volvió a los asistentes, estaban todos con una expresión distinta en sus rostros y todas llenas de sentimientos. En ese momento, a lo mejor no se dieron cuenta, pero vivieron la empatía que tuvo Edgardo al dejarnos, me incluyo, sentir.

 

“Sin alguien que escuche, es difícil para las personas escucharse a sí mismas. Focusing es sentirse escuchado"

Eugene Gendlin



Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page